fbpx

¿Qué ocurre si no se declara el alquiler de una vivienda?

Publicado 20/01/2021
impuestos-alquiler-inmotarget

Según Alquiler Protegido, casi el 30% de los inmuebles alquilados en nuestro país no se declara a Hacienda, lo que se entiende como un fraude a la administración y no declarar en el IRPF los ingresos obtenidos por dicho alquiler conlleva una sanción de la Agencia Tributaria.

La sanción fiscal consiste en impedir que se aplique la reducción del 60% sobre los rendimientos obtenidos, es decir, que no se podrá tributar solamente por el 40% de estos rendimientos. Así lo ha planteado la resolución del TEAC (Tribunal Económico-Administrativo Central) que vincula a la Administración Tributaria.

Este criterio supone una gran desventaja para los contribuyentes, pues aquellos que no hayan declarado los ingresos de los alquileres de viviendas voluntariamente a Hacienda y hayan sido comprobados por el Organismo, ya no podrán aplicar la regla de la reducción del 60%. Por lo que el contribuyente tributará por el 100% de los rendimientos obtenidos y además podrá ser sancionado. No obstante, sí podrá aplicarse la reducción del contribuyente que no incluyó los rendimientos en la declaración del IRPF si presenta una complementaria antes de que se le notifique el inicio de una comprobación.

¿Es definitiva esta sanción?

Los expertos plantean que la resolución del TEAC vincula a la Administración tributaria, pero solo a ésta. Y que no todos los Tribunales Superiores de Justicia sostienen el restrictivo criterio del TEAC, por lo que si los contribuyentes recurren es posible que puedan obtener una resolución favorable a sus intereses.

¿Cómo comprueba Hacienda que alguien no declara el alquiler?

El Organismo tiene varios métodos. Los más usuales son: comprobar los consumos de luz y gas de la vivienda, los datos del catastro o si el propio inquilino declara el alquiler o identifica en la declaración de la renta su vivienda habitual. ¿Qué otro problema puede tener el propietario que no haya declarado los ingresos? Además de esta sanción fiscal, otro de los problemas a los que puede enfrentarse el arrendador es que no podrá hacer reclamaciones al inquilino (ya sea por desperfectos, impagos…), porque que si no existe contrato o declaración de ingreso por alquiler, no hay ninguna prueba documental y es más complejo probar la relación contractual. En conclusión, ¿cuáles son los beneficios de declarar el alquiler de un piso? A la larga, declarar el alquiler tiene más ventajas que inconvenientes. El propietario que declara puede beneficiarse de las deducciones del alquiler y evitar las sanciones que impone Hacienda por no declarar. Además, si no se incluye el alquiler ni la casa como vivienda habitual, de todas formas hay que pagar impuestos por ella. Hacienda considera que tener un inmueble, aunque no se utilice, permite al propietario obtener un dinero mínimo por él, independientemente si está o no arrendado. Al alquilar la vivienda se tributa por el alquiler y si no, se tributa por una renta fijada por Hacienda que es del 1,1% del valor catastral del inmueble si este ha sido revisado o del 2,2% del valor catastral como figura en el recibo del IBI en caso contrario.

Open chat
¿Necesitas ayuda?